Ejercicios hipopresivos

Ejercicios hipopresivos

El concepto de ejercicios hipopresivos viene impartiéndose desde hace varios años, para la puesta en práctica del fortalecimiento del suelo pélvico, inicialmente creado por Arnold Kegel en 1948; el primero en crear un sistema de entrenamiento muscular del suelo pélvico con el objetivo de incrementar la fuerza de contracción de los músculos del periné.

Los ejercicios hipopresivos

Son ejercicios respiratorios posturales y propioceptivos que consiguen una disminución negativa de la presión intraabdominal.

Para ninguno de nosotros es ya novedoso oír que hay que trabajar los músculos del suelo pélvico. Tampoco es nada nuevo saber que la incontinencia urinaria o fecal o el estreñimiento terminal o cualquiera de las disfunciones que pueda afectar a este grupo de músculos se pueden trabajar con fisioterapia y que las técnicas que empleamos los fisioterapeutas se presentan como una alternativa más en el tratamiento multidisciplinar de dichas alteraciones.

Parece que el trabajo del suelo pélvico “está de moda” y se empieza a hablar de otras técnicas además de los ejercicios que propuso Arnold Kegel en 1948.

También conocidos como, gimnasia abdominal hipopresiva (GAH)

Más tarde, en 1980, en Bélgica, surgieron las técnicas o ejercicios hipopresivas ideadas por el Dr. Marcel Caufriez, a partir de su dedicación a la reeducación uroginecológica, especialmente en el campo campo de la reeducación postparto.

Estos ejercicios también conocidos como, gimnasia abdominal hipopresiva (GAH) consisten en un conjunto de técnicas posturales que provocan el descenso de la presión intraabdominal y la activación refleja de los abdominales y del suelo pélvico, consiguiendo a largo plazo un aumento del tono en ambos grupos musculares, la cual es beneficiosa para la faja abdominal.

Según Caufriez son un conjunto ordenado de ejercicios posturales rítmicos, repetitivos y secuenciales que permiten la integración y la memorización de mensajes propioceptivos sensitivos o sensoriales asociados a una puesta en situación postural particular.

Beneficios de los ejercicios hipopresivos

De manera general este tipo de terapia se considera, como uno de los abordajes iniciales y de preferencia del manejo conservador y de carácter no invasivo, en un gran número de patologías como lo son:

  • Disfunciones del suelo pélvico (presentes en 25- 46% mujeres)
    • Incontinencia urinaria
    • Incontinencia fecal
    • Prolapso de órganos pélvicos
  • Escoliosis idiopática
  • Posparto
  • Menopausia
  • Posquirúrgicos de suelo pélvico (prostatectomía, histerectomía, entre otros)
  • Fitnnes: fortalecimiento de musculatura abdominal y disminución de cintura abdominal (3)
VER BIBLIOGRAFÍA