Fisioterapia en la disfunción temporomandibular (DTM)

Las disfunciones de la articulación temporomandibular

Se puede tratar en el campo de la fisioterapia y existen muchas técnicas efectivas para el tratamiento de los síntomas, con un trabajo interdisciplinario con otros profesionales de la salud, como médicos y odontólogos, que pueden acelerar el proceso de resolución gracias a un buen diagnostico y a una detención temprana.

La disfunción temporomandibular

Son alteraciones que incluyen muchos problemas clínicos que afectan a los músculos de la masticación, la articulación temporomandibular y estructuras relacionadas. Estas alteraciones se conocen con otros términos como trastornos craneomandibulares, disfunción miofascial y trastornos temporomandibulares.

Existen muchos factores que pueden ser la causa de la disfunción temporomandibular, por lo que se considera de origen multifactorial. Los factores más relacionados son los traumatismos faciales (total o microtraumatismo), ya sean originados por un latigazo cervical o caídas, hábitos parafuncionales como pueden ser el bruxismo, posturas corporales incorrectas y factores psicológicos como lo es el estrés, ansiedad y la depresión.

Disfunción miofascial

La disfunción miofascial es la causa más común de trastornos de la ATM de tipo miógneo, pero también es frecuente la presencia de alteraciones articulares en el mismo paciente.

Estos dos factores están relacionados entre sí porque el aumento del tono conduce a un mal posicionamiento de la articulación, lo que provoca un aumento de los síntomas si no se trata. Las manifestaciones clínicas más frecuentes que refiere el paciente es dolor a nivel orofacial articular (artralgia) o muscular (mialgia) y movimiento limitado de la mandíbula (en particular la apertura).

Todos estos síntomas están asociados a la presencia de otros síntomas en la región craneocervical como cambios en el comportamiento de los músculos masticatorios, dolor de cuello y limitaciones en la región cervical alta, así como puntos gatillo en los músculos cervicales y a cefaleas de tipo tensional dolor de cabeza, o vértigos.

El rol de la fisioterapia

Se ha demostrado que es esencial en el tratamiento conservador de la disfunción de la ATM. Por lo que el tratamiento conservador es el más común, por lo tanto, la fisioterapia juega un papel fundamental. Entre las intervenciones, encontramos desde las estrategias más simples, como la aplicación tópica de frío o calor, masajes, entrenamiento postural, ejercicios y movilizaciones articulares, se pueden realizar de forma regular y prolongada a través de la educación y la atención domiciliaria del paciente. Hasta el uso de técnicas instrumentales como el láser y la electroterapia.

VER BIBLIOGRAFÍA