Nuestro blog

Descubre los beneficios del drenaje linfático

beneficios del drenaje linfático

¿Conoces los beneficios del drenaje linfático?. El drenaje linfático manual (DLM) es una técnica que utiliza diferentes tipos de masajes con fines terapéuticos, también llamada masoterapia y se basa en el conocimiento de la anatomía y la fisiología linfática. Es una terapia circulatoria que actúa directamente sobre el sistema linfático, responsable de eliminar toxinas y mantener el sistema inmunitario totalmente en forma. El Sistema linfático está destinado a combatir la retención de líquidos, desechar toxinas, eliminar la celulitis y mejora la circulación o piernas cansadas. Funciona como filtro ya que su función es depurar, pero al mismo tiempo está destinado a proteger al organismo. También cumple con la función de absorción de vitaminas y grasas que sean solubles.

¿Cómo se realizan este tipo de tratamientos?

Esta técnica terapéutica se realiza con las manos a través de movimientos muy suaves, lentos, repetitivos y de arrastre superficial, con especial atención al estímulo intensivo de los ganglios linfáticos tratando de evitar las presiones, cuyo objetivo es estimular la salida de linfa y líquidos intersticiales de la zona afectada, mejorando así cuadros edematosos, inflamaciones y retenciones de líquidos orgánicos. Debe llevarse a cabo por un terapeuta especializado. Si se utiliza una presión excesiva se puede producir un espasmo de la musculatura lisa que rodea los linfáticos superficiales, dificultando el drenaje del edema.

El precursor del Drenaje Linfático fue Émil Vodder (1896 – 1986) a quien se le debe el nombre de la técnica, después se ha ido actualizando por diferentes autores siempre manteniendo las mismas bases generales del método de Vodder. Actualmente se incluye el drenaje linfático manual en un concepto más amplio que es KPE, que incluye vendajes compresivos, movilizaciones, cuidados de la piel y tratamiento postural.

¿Cuáles son los beneficios del drenaje linfático?

El drenaje linfático manual está indicado en los linfedemas de estadio I y II y debe ser realizado por fisioterapeutas especializados en esta técnica. Forma parte de la primera fase o fase de tratamiento en la terapia física descongestiva (TFD) para el tratamiento del linfedema. Normalmente se utiliza un tipo de masaje, suave y ligero, que se aplica sobre el sistema circulatorio y cuyo objetivo es movilizar los líquidos del organismo para favorecer la eliminación de las sustancias de deshecho que se acumulan en el líquido que ocupa el espacio entre las células. De ahí que una de las principales aplicaciones del drenaje linfático sea en la retención de líquidos, aunque también se utiliza con frecuencia en el tratamiento de la celulitis, los problemas de circulación, las piernas cansadas, los procesos de cicatrización…

En Fisioterapia Paradise contamos con el equipo técnico y humano necesario para ofrecer tratamientos de drenaje linfático de calidad a nuestros clientes. Si estás buscando un centro de fisioterapia en Moratalaz no lo dudes, acércate por nuestro centro y solicita información sobre los beneficios del drenaje linfático.