Nuestro blog

¿Qué es la punción seca en fisioterapia?

Punción seca en fisioterapia

En este artículo vamos a hablaros sobre el tratamiento de punción seca en fisioterapia. La punción seca es una técnica fisioterapéutica que  consiste en insertar una aguja en el punto gatillo (PG) hasta obtener una primera respuesta de contracción local. Para entender mejor esta definición debemos aclarar que una respuesta de contracción local es una contracción breve y repentina de una banda tensa y un punto gatillo o punto gatillo miofascial (PGM) es un punto hiperirritable ubicado en una banda de músculo tensa, o un área nodular o crepitante dentro del músculo que es dolorosa a la palpación o compresión, produce dolor y sensibilidad al comprimir, estirar, sobrecargar o contraer el tejido. El dolor musculoesquelético es una de las causas que con mayor frecuencia se refiere en las consultas médicas en las sociedades actuales. Aproximadamente un tercio de los pacientes con dolor musculoesquelético cumplen los criterios de diagnóstico del síndrome de dolor miofascial. En 2016, la Agencia Canadiense de Medicamentos y Tecnologías en Salud aceptó el uso de la punción seca en el sistema de salud pública, para el manejo de síndromes de dolor musculoesquelético. En Fisioterapia Paradise contamos con el equipo técnico y humano necesario para poder ofrecer tratamientos de punción seca, puedes encontrar más información sobre este tratamiento en nuestra página de tratamientos manuales de fisioterapia.

Punción húmeda y punción seca en fisioterapia

Existen diferentes procedimientos con agujas para el tratamiento del síndrome de dolor miofascial. De hecho, se pueden usar dos aplicaciones de punción diferentes para inactivar el PG: punción húmeda (inyecciones) o punción seca. La punción húmeda se refiere a la inyección de una sustancia en el área de PG a través de una aguja hipodérmica con un borde de corte biselado; mientras que la punción seca se refiere a la inserción de una aguja filiforme sólida en un PG sin la introducción de ninguna sustancia. Además, la punción seca en fisioterapia también se puede combinar con corriente eléctrica dando otras modalidades como la punción seca eléctrica o la electrólisis percutánea.

Detección de los puntos gatillo mediante exploración/palpación y diagnóstico por imagen

La detección de un PGM se realiza mediante la exploración y palpación de un punto a modo de nódulo muscular claramente hipersensible y de consistencia más dura respecto al tejido que lo rodea. Desde el punto de vista del diagnóstico por la imagen, estas características son visibles mediante la ecografía. Además de permitirnos la detección exacta del nódulo, una gran ventaja que aporta la ecografía es la de poder comprobar que la aguja de punción seca está colocada exactamente en el interior del PGM, evitando a su vez puncionar estructuras nobles como vasos o nervios, claramente visibles por ultrasonografía (en el caso de los vasos, añadiendo la opción del doppler), si el tamaño de los mismos es suficiente o actuar sobre fibras musculares no fibróticas. Por lo cual, cada vez más los clínicos usan la técnica de punción con ecografía (punción-ecoguiada), de tal forma que se concreta la zona donde se encuentra el PGM.