Nuestro blog

Drenaje Postural: una técnica efectiva para mejorar tu bienestar físico

drenaje postural

El drenaje postural es una técnica de fisioterapia que ha ganado popularidad en los últimos años debido a sus beneficios para la salud. A través de movimientos y posturas específicas, esta terapia busca mejorar el drenaje linfático y la circulación sanguínea, favoreciendo la eliminación de toxinas y líquidos acumulados en el organismo. En este artículo, exploraremos en profundidad qué es el drenaje postural, su historia, aplicación en tratamientos y los resultados que se pueden esperar al someterse a esta terapia.

Qué es el drenaje postural y como se originó

El drenaje postural es una técnica de fisioterapia que se basa en movimientos y posturas específicas para mejorar el drenaje linfático y la circulación sanguínea. A través de la manipulación de las extremidades y la posición del cuerpo, se busca favorecer el flujo de la linfa y la eliminación de sustancias de desecho del organismo.

Tiene sus raíces en la técnica de drenaje linfático manual, desarrollada por el terapeuta danés Emil Vodder a principios del siglo XX. Vodder y su esposa, Estrid Vodder, comenzaron a investigar sobre la linfa y su función en el cuerpo humano, y desarrollaron un método de masaje suave y rítmico para estimular el flujo linfático.

Principales aplicaciones

El drenaje postural se utiliza en una variedad de tratamientos de fisioterapia para abordar diferentes afecciones y promover la salud en general. Esta técnica es especialmente beneficiosa para personas que sufren de edema, retención de líquidos, trastornos circulatorios, fibromialgia y problemas en el sistema linfático.

También se emplea en tratamientos postoperatorios, ya que ayuda a reducir la inflamación, acelerar la recuperación y mejorar la cicatrización de tejidos. Además se usa ampliamente en casos de lesiones deportivas y trastornos musculoesqueléticos para aliviar la tensión así como para promover la relajación muscular.

Que beneficios aporta el drenaje postural y que resultados podemos esperar al someternos a este tipo de tratamientos

Algunos de los beneficios más destacados incluyen la mejora del sistema linfático, a través de la estimulación del flujo de la linfa, el drenaje postural ayuda a eliminar toxinas, reducir la retención de líquidos y fortalecer el sistema inmunológico.

Además, como ya hemos comentado más arriba, esta técnica promueve la estimulación de la circulación sanguínea en el cuerpo. Mediante movimientos y posturas específicas, se logra una mejor circulación, lo que contribuye a una mayor oxigenación de los tejidos y una mejor nutrición celular.

Otro beneficio destacado del drenaje postural es su eficacia en la reducción del edema y la inflamación en diferentes partes del cuerpo. Esto resulta especialmente beneficioso para personas que sufren de piernas hinchadas, tobillos inflamados o retención de líquidos en general.

En cuanto al alivio del dolor y la tensión muscular, las técnicas utilizadas en el drenaje postural son efectivas para lograr un alivio significativo. Esto resulta especialmente útil en casos de lesiones deportivas, trastornos musculoesqueléticos y fibromialgia.

También tiene un impacto positivo en la relajación y el bienestar general. Su efecto relajante en el sistema nervioso contribuye a una sensación de bienestar y calma. Muchos pacientes experimentan una mejora en su calidad de sueño y una reducción del estrés después de someterse a esta terapia.

Técnicas según la zona del cuerpo a tratar

El drenaje postural abarca una variedad de técnicas y protocolos específicos que se adaptan a diferentes áreas del cuerpo y a las necesidades individuales de cada paciente. Cada región del cuerpo puede requerir enfoques particulares para lograr los mejores resultados.

Por ejemplo, en el caso de las piernas, se pueden emplear técnicas de drenaje postural que ayuden a reducir la hinchazón, mejorar la circulación y aliviar la sensación de pesadez. En los brazos, se pueden aplicar movimientos y posturas específicas para estimular la eliminación de líquidos y reducir la inflamación. En el tronco, se pueden utilizar técnicas de drenaje postural para promover el drenaje linfático en el área abdominal, lo que puede ser beneficioso para mejorar la digestión y el funcionamiento del sistema linfático en general.

Con qué terapias se puede complementar el drenaje postural

Esta técnica puede complementarse con otros tratamientos de fisioterapia para aumentar sus efectos. Por ejemplo suele combinarse con frecuencia con la terapia manual para mejorar la movilidad de las articulaciones y liberar tensiones musculares.

Asimismo, puede utilizarse en conjunto con la terapia de ejercicios para fortalecer músculos específicos y facilitar la recuperación. La combinación del drenaje postural con la electroterapia también es bastante frecuente, ya que esta última puede potenciar los efectos del drenaje linfático.

Además de recibir tratamientos de drenaje postural en sesiones de fisioterapia, los pacientes pueden beneficiarse de prácticas de autocuidado y ejercicios que pueden realizar en casa para complementar los resultados de los tratamientos profesionales y fomentar una participación activa en el proceso de recuperación.

Si estás buscando una clínica en la que someterte a tratamientos de drenaje postural contáctanos. En Paradise Wellness Center contamos con el equipo técnico y humano necesario para poder ofrecer este tipo de tratamientos con las máximas garantías. No lo pienses más contacta con nosotros y solicita información por nuestra parte recibirás un asesoramiento especializado y una atención personalizada totalmente centrada en tus necesidades.

Abrir chat
Hola, ¿Podemos ayudarte?
Hola, ¿Podemos ayudarte?